domingo, 29 de mayo de 2011

...

Primero asegúrate de tener una vida lo suficientemente interesante.
Sino, consigue amigos, emborráchate con ellos; sé Judas, sé Jesús, sé Mahoma, sé Buda (aprende de los mejores), deidifícate, siempre es buen momento para empezar, nadie compra un libro para leer historias endebles (bueno, a veces si); también puedes probar con abandonarlo todo, la soledad es madre de los peores vicios; los vicios te enloquecen y la locura crea, entonces pierde el juicio más a menudo. Mientras tanto, consigue chicas, nunca dejes de hacerlo, de todo tipo, no seas exquisito; tu musa puede estar donde sea; pero ella puede esperar, en cambio la experiencia te hace complejo y simple, además, nadie como ellas para hacerte más sensible. A menos que seas mitómano, cuando escribas se honesto; no mientas, al menos no tanto; escribe sobre lugares que conozcas, y tómate tu tiempo en las descripciones; haz como si pintases eso. Cuando escribas, comienza por donde querías acabar la historia, en primera instancia se instintivo, escarba tu subconsciente, mantente impredecible, recuerda que cada personaje es un planeta, no seas plano ni egocéntrico.
Espero te sirva, aunque a veces también funciona todo lo contrario.


(música: Black Keys - Unknown Brother)

2 comentarios:

Mixha Zizek dijo...

Interesantes consejos que te das en tu entrada, muchos de ellos también los sigo yo,
te pongo en mi roll para no perderte el paso, besos

Esteban dijo...

me gusta eso que comienza por donde querías que termine la historia, un relato circular, genial, mis favoritos, buenas ideas, saludos

Publicar un comentario